top of page

Cinco desafíos de las pequeñas empresas enfrentarán en 2024 (y sus soluciones)


Cinco desafíos que enfrentarán los propietarios de pequeñas empresas en 2024 (y sus soluciones)
Las pequeñas empresas son la columna vertebral de la economía y contribuyen a la innovación, la creación de empleo y el bienestar social. Sin embargo, también enfrentan muchos desafíos en un entorno dinámico y competitivo. En este artículo, exploraremos cinco de los desafíos más apremiantes que enfrentarán los propietarios de pequeñas empresas en 2024 y ofreceremos algunas soluciones prácticas para superarlos.

Volatilidad económica e inflación - desafíos de las pequeñas empresas


Uno de los mayores desafíos que enfrentan las pequeñas empresas es la imprevisibilidad de las oscilaciones económicas, que pueden afectar sus ingresos, costos y rentabilidad. En 2024, se espera que la economía mundial enfrente una mayor volatilidad e incertidumbre, debido a factores como la actual pandemia de COVID-19, las tensiones geopolíticas, las disputas comerciales y el cambio climático. Además, las altas tasas de inflación pueden erosionar el poder adquisitivo de los consumidores y aumentar el costo de los bienes, los servicios y los préstamos.


Para hacer frente a estos desafíos, las pequeñas empresas necesitan diversificar sus flujos de ingresos para mitigar el riesgo e invertir en áreas resistentes a la inflación, como bienes raíces, materias primas o criptomonedas. También necesitan gestionar cuidadosamente su inventario y sus cadenas de suministro para reducir costos y evitar escasez o excedentes. Además, deberían considerar la financiación a tasa fija para protegerse contra los aumentos de las tasas de interés, que pueden aumentar su carga de deuda.


Escasez de mano de obra y retención de talento


Otro desafío que enfrentan las pequeñas empresas es la dificultad de atraer y retener empleados calificados, especialmente en un mercado laboral ajustado. Según una encuesta de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, el 88% de las pequeñas empresas informaron de una escasez de trabajadores de moderada a grave en 2021, y el 28% dijo que era su principal desafío. El mercado laboral ha experimentado cambios significativos, a medida que más trabajadores buscan trabajo remoto, trabajos independientes o cambios de carrera. Además, las pequeñas empresas a menudo tienen que competir con corporaciones más grandes que pueden ofrecer más beneficios, como salarios más altos, seguros médicos, planes de jubilación y opciones sobre acciones.


Para superar este desafío, las pequeñas empresas deben centrarse en crear una cultura laboral positiva que valore a los empleados y sus contribuciones. Deben ofrecer beneficios competitivos, acuerdos laborales flexibles y oportunidades de desarrollo y avance profesional. También deberían aprovechar la automatización y la subcontratación para tareas no esenciales, como contabilidad, marketing o servicio al cliente, para optimizar sus operaciones y liberar tiempo y recursos para sus competencias principales.


Amenazas a la ciberseguridad


A medida que las empresas dependen cada vez más de soluciones digitales, como la computación en la nube, el comercio electrónico y las redes sociales, crece el riesgo de sufrir ciberataques. Las pequeñas empresas suelen ser el objetivo porque pueden carecer de las sólidas medidas de seguridad de las corporaciones más grandes, como firewalls, cifrado o software antivirus. Según un informe de Verizon, el 28% de las violaciones de datos en 2020 involucraron a pequeñas empresas, y el costo promedio de una violación de datos para una pequeña empresa fue de 200.000 dólares. Los ataques cibernéticos pueden dañar la reputación, la confianza de los clientes y el desempeño financiero de una pequeña empresa.


Para prevenir y responder a los ciberataques, las pequeñas empresas deben invertir en infraestructura de ciberseguridad y auditorías periódicas para identificar y corregir vulnerabilidades. También necesitan educar a sus empleados sobre las mejores prácticas de seguridad, como el uso de contraseñas seguras, evitar correos electrónicos de phishing y actualizar el software. Además, deben tener un plan claro y viable en caso de una infracción, como notificar a los clientes, informar a las autoridades y restaurar datos. También deberían considerar un seguro de ciberseguridad para mitigar posibles pérdidas y responsabilidades.


Navegando por la transformación digital


El rápido ritmo del cambio tecnológico requiere que las empresas se adapten e innoven continuamente. Las pequeñas empresas pueden tener dificultades para mantenerse al día con las tendencias digitales e integrar nuevas tecnologías de manera efectiva, como la inteligencia artificial, blockchain o 5G. Estas tecnologías pueden ofrecer muchos beneficios, como mejorar la eficiencia, mejorar la experiencia del cliente y crear nuevos modelos de negocio. Sin embargo, también plantean muchos desafíos, como la necesidad de altos costos iniciales, habilidades técnicas y cambios organizacionales.


Para navegar la transformación digital, las pequeñas empresas necesitan identificar tecnologías que realmente puedan agregar valor a su negocio y alinearse con sus objetivos y visión. También deberían considerar asociaciones con empresas de tecnología o contratar consultores que puedan brindar experiencia y conocimientos. Además, deben participar en un aprendizaje continuo y fomentar una cultura de innovación dentro de su equipo, proporcionando capacitación, retroalimentación e incentivos.


Cumplimiento regulatorio y presiones de sostenibilidad


Los requisitos regulatorios, especialmente los relacionados con la sostenibilidad ambiental y la gobernanza social, son cada vez más estrictos y complejos. Cumplir con estos puede ser particularmente desafiante para las pequeñas empresas con recursos y experiencia limitados. Por ejemplo, es posible que las pequeñas empresas tengan que cumplir con regulaciones sobre emisiones de carbono, gestión de residuos, normas laborales, privacidad de datos o protección del consumidor. El incumplimiento puede resultar en multas, demandas o daños a la reputación.


Para garantizar el cumplimiento normativo y la sostenibilidad, las pequeñas empresas deben mantenerse informadas sobre los cambios regulatorios y buscar asesoramiento de expertos para comprender y cumplir con sus obligaciones. También deberían adoptar prácticas sostenibles que también puedan generar ahorros de costos, como la reducción de residuos, la mejora de la eficiencia energética o el uso de fuentes renovables. Además, deberían considerar la sostenibilidad como una ventaja competitiva e integrarla en su modelo de negocio, ofreciendo productos o servicios ecológicos, comprometiéndose con causas sociales o informando sobre su impacto.


Conclusión: Su socio para el éxito - La Fundación Eud


Frente a estos desafíos, la Fundación Eud se erige como un modelo de apoyo y empoderamiento para los propietarios de pequeñas empresas. Al unirse a la Eud International Foundation C.I.C., obtiene acceso a una gran cantidad de recursos, orientación experta y una comunidad vibrante de emprendedores con ideas afines. Juntos podemos transformar estos desafíos en peldaños para el crecimiento y la innovación.


Da el salto al 2024 con la Fundación Eud como tu socio estratégico. Acepte los desafíos, descubra soluciones y prospere en el mundo en constante evolución de las pequeñas empresas. Únase a nosotros hoy y embarquémonos juntos en este viaje hacia el éxito.



Comments


bottom of page